hydroponic
logo general hydroponics europe

¿Qué es la hidroponia?

El término “hidroponía” proviene del griego ‘hydro’ (agua) y ‘ponos’ (trabajo). Fue acuñado para describir una forma de cultivo en la que la solución nutritiva realiza el “trabajo” de aportar nutrientes directamente a las plantas, frente a la jardinería “tradicional”, en la que las bacterias y los hongos descomponen los materiales orgánicos, liberando iones minerales, los cuales son después proporcionados a las plantas a través del agua existente en la tierra.

En cualquier caso, las plantas solo consumen iones minerales para su nutrición primaria y no moléculas orgánicas complejas como hacemos los seres humanos. Por tanto, la hidroponía no es una forma completamente distinta ni antinatural de cultivar: todas las plantas, ya estén creciendo en tierra puramente ecológica para macetas o en un sistema hidropónico 100% mineral sin suelo ni sustrato alguno, obtienen su nutrición de los minerales presentes en el agua. La diferencia radica en que normalmente en la hidroponía (y en todos los sistemas de GHE), el agua usada se hace recircular continuamente, de manera que las únicas pérdidas significativas se producen a través de su utilización por las plantas y de los cambios periódicos del agua de los reservorios.

No obstante, si bien la mayoría de los sistemas hidropónicos mantienen las raíces permanentemente húmedas, el agua no es la verdadera clave para el éxito en hidroponía, sino el oxígeno. Probablemente sepa que el exceso de riego es uno de los problemas más comunes para las plantas cultivadas en macetas; esto se debe a que el compost saturado y anegado impide que el aire llegue a las raíces, y, al igual que el resto de la planta, las raíces necesitan oxígeno para sobrevivir. Los sistemas hidropónicos correctamente diseñados se centran principalmente en la oxigenación. El suministro de una solución bien oxigenada, con los nutrientes adecuados, produce los enormes incrementos en el rendimiento que ofrece la hidroponía sobre un cultivo basado en suelo: todos los sistemas de GHE brindan una excelente oxigenación y circulación de la solución nutritiva.

De tal manera que, si está acostumbrado a cultivar en suelo, cualquier de los sistemas de nuestro catálogo, cuando son usados correctamente, ofrecen el potencial para un incremento sustancial del rendimiento, sin poner en riesgo la calidad de su producción.

Bien es cierto que la hidroponía, reduciendo los costes en nutrientes vitales, permite que las granjas cultiven esos tomates insípidos que a menudo encontramos hoy en día; sin embargo, empleando nutrientes de alta calidad como los de la gama GHE, con los sistemas hidropónicos se consigue producir mayores volúmenes de alimentos y vegetales de altísima calidad, con todos los micro y sub-micronutrientes que se hallan en los mejores productos ecológicos, y ello en menor tiempo y con mucho menos gasto, especialmente de agua, que con el cultivo “tradicional” basado en suelo.

Entre nuestras dos marcas, General Hydroponics Europe y General Organics, ofrecemos un completo espectro de sistemas hidropónicos: desde Flora Series® – líder mundial en la gama de minerales – y los sistemas profesionales AeroFlo®, hasta nuestra gama ecológica especialmente limpia y pura, así como con el sistema Ebb&Grow®, de fácil acceso, nuestro abanico de productos ha demostrado que puede proporcionar resultados excepcionales.

Si ya está familiarizado con la hidroponía, nuestros sistemas ofrecen formas de cultivo mejor estructuradas y con mayores rendimientos y nuestros nutrientes proporcionan resultados superiores, con menos aditivos y extras que cualquier otra marca. Si el cultivo hidropónico le resulta algo nuevo, le ofrecemos formas fáciles y seguras para experimentar con el concepto.

Todos nuestros productos vienen con instrucciones para su uso; los detalles sobre los programas de nutrientes están disponibles en este catálogo, además de una valiosa información disponible en Internet y en otros lugares para guiarle en su iniciación a la hidroponía. Sin embargo, recomendamos encarecidamente a cualquiera que esté comenzando en esta práctica que invierta en una buena guía para tenerla siempre a mano. “Hidroponía para todos”, de William Texier, está disponible en online y cubre todos los aspectos que necesite saber para cultivar con sistemas hidropónicos, desde un nivel principiante hasta el profesional, pero a continuación detallamos todas las bases de GHE para una hidroponía exitosa:

1.El medioambiente lo es todo: demasiado frío o calor, una ventilación exagerada o insuficiente estropearán un cultivo: déjese aconsejar por productores locales o minoristas sobre la mejor configuración para su área.

2.Conozca su agua: si es dura o blanda, utilice la formulación de nutrientes adecuada. Los nutrientes “generales” que “funcionan” en cualquier agua pueden contener demasiado calcio para aguas duras o resultar escaso para las blandas.

3.Obtenga una medición correcta: el pH y la conductividad eléctrica son criterios fundamentales para el manejo de su solución nutritiva (salvo en Bioponía, ver página 32). El pH muestra cuán ácida o alcalina es su solución nutritiva, y la EC (electro conductividad) aporta una información general sobre la cantidad de nutrientes presentes en su solución. Vendemos kits para pruebas de pH líquidos a precios asequibles y su tienda local puede suministrar medidores de pH y de EC económicos.

4.No existen niveles “ideales” de pH: todas las plantas requieren distintos niveles y, según el nivel de pH, la absorción de algunos minerales es mejor y la de otros peor. Nuestro consejo es mantenerse en el rango inferior de la escala general del pH, de 5.5 a 6.2, y verificar la EC y el pH a diario, por lo menos al principio. Las pequeñas fluctuaciones son normales, pero los grandes y rápidos cambios no lo son.

En cuanto a la EC, nosotros recomendamos niveles específicos para cada producto y etapa de crecimiento en nuestras tablas de dosificación, pero, como norma, menos es más: pretender lograr niveles de EC muy altos generalmente no aumenta la producción y estresa a las plantas. Si lo que quiere es experimentar, hágalo lentamente y, si sus plantas muestran señales de estrés, reduzca los niveles de EC.